miércoles, 19 de marzo de 2014

Rudolf el dragón

 RUDOLF EL DRAGÓN
Era sé una vez un dragón llamado Rudolf.
Rudolf era enorme, muy delgaducho y con unas alas enormes. También le gustaba volar mucho.
Rudolf vivía en una sierra enorme ,pero justo donde vivía era en el agujero que estaba en el medio rodeado por un montón de montañas de nieve.
Un día Rudolf se aburrió de estar siempre tan solo.
A la mañana siguiente se fue a buscar un amigo pero como era demasiado grande nadie quería ser su amigo.
De camino a su casa le dio una bola de fuego en el ala, cayó en  un agujero muy muy profundo.
Como tenia las alas rotas no pudo salir, lo intento una y otra vez , pero no lo consiguió .
Unos instantes después se desmayo y estuvo inocente tres días.
Cuando despertó no sabía donde estaba, asomó la cabeza y vio una familia de ardillas. El dragón le le pidió ayuda diciéndole:
-Me podéis hacer una cuesta para que pueda salir de aquí.
Las ardillas le respondieron:
-Por supuesto que si.
Al cabo de unas horas terminaron de hacer la cuesta.
Después el dragón le agradeció su amabilidad y se hicieron para siempre.
Finalmente Rudolf siempre fue feliz.





Raúl Puente Cáceres

No hay comentarios:

Publicar un comentario